Época de manzanas

Imprimir
Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 
Fecha de Publicación Visitas: 1087

Hola amigos,
Falleció en Caviedes el pasado lunes 15 Don Manuel Ignacio Bada Macho, hijo de Manolo Bada y Ginia Macho, ambos de Robriguero, reciban mis condolencias su hermana, María Paz Bada Macho; hermano político, Jesús Muñiz; sobrinos, Virginia y Jesús, primos y demás familia.
Cartel en la Canal de La ConchaEl funeral de cuerpo presente de Manuel Ignacio tuvo lugar el pasado martes 17 en la parroquia de San Justo y Pastor de Caviedes, pueblo donde también recibió cristiana sepultura.
Esta pasada semana, el ayuntamiento de Peñamellera Baja, procedió a clausurar el vertedero de "La Canal de la Concha", donde desde hace ya muchos años, los vecinos de Robriguero venían tirando todo tipo de residuos. Antes, cuando no venían casi chatarreros ni el camión de la basura a recoger objetos voluminosos, se tiraban allí, siendo últimamente usado solo para tirar restos de poda o similares.
La verdad sea dicha, está mejor así, ya que en tiempos en los que hay que mirar por la naturaleza, que es lo que nos queda, aquello daba algo (o bastante) pena. Sobre todo cuando se veía desde la parte de "Valle" y "La Ribera", que cuando los árboles están sin hoja dejan ver todo lo que ahí durante años y años se fue acumulando.
Eso sí, dado que se cierran todos los lugares donde hasta ahora se tiraban, por ejemplo los escombros, como eran "La Canal de La Concha" o al lado de la iglesia, ¿Dónde lo tiramos ahora? ¿Hay algún vertedero o posibilidad de depositar residuos de obras o podas de manera "legal"?, porque está muy bien cerrar los lugares donde no se deben tirar residuos, pero solidario a esos cierres, es de justicia habilitar lugares donde se puedan depositar.
Por cierto, hay algún otro vertedero que también mira hacia el Cares y que (si cabe) es más vistoso que el recientemente cerrado.
La época de las castañas llegó. Un fruto como la castaña, que tanta hambre sació en tiempos de escasez, hoy en día ya no es más que un mero aperitivo, pero aun así, mucha gente sale a "buscu" por los castañeos de la comarca, antes de que acudan a buscar la cosecha los jabalíes, tasugos, esquilos y demás familia.
Este año, al menos por Robriguero, hay pocas y además son pequeñas, dada la escasez de agua en el tiempo en que estaban engordando. De todas formas, conservan su buen sabor tradicional, asadas o cocidas están deliciosas.
Las que también están ya diciendo adiós a su momento son las manzanas. La gente estuvo apañándolas estas semanas anteriores a El Pilar y recogerán las que quedan en cuanto los manzaneros lo comuniquen. La cosecha no es muy grande, dado que este año "no tocaba", pero aun así en algunas pumaradas hay bastante fruta.
Este pasado sábado entregó las cuentas la comisión de fiestas de "Santiago y Santa Ana" de este año, entregando también el testigo a quien se disponga a continuar con la organización el año que viene. Finalmente el resultado, económicamente hablando fue positivo, sobró dinero.
Como ya contamos en su día la organización fue muy buena, saliendo bien todo lo que se emprendió, con la mala suerte de que el agua quiso estar presente también en el "Día Santiago".
A ver si para la próxima no llueve y la nueva comisión que surja tenga el sol de su parte.
Otro fruto típico de Robriguero es la avellana, de la que ya pasó la cosecha. Hubo bastantes pero, así como las castañas no crecieron mucho, las avellanas se quedaron también algo pequeñas y otras no se llenaron.
Hubo unos años atrás en que nadie preguntaba por ellas, no tenían prácticamente salida, pero desde hace ya dos o tres años, al menos se venden. No es que sea para hacer el agosto, pero al menos, ya que se recogen por no verlas por los suelos pudrirse o comidas por los esquilos, al menos está bien que se valoren y paguen algo decente por ellas.
Habrá que cuidar los árboles para que así el fruto sea lo mejor posible.
Javier E.B.P.