El programa de la fiesta

Imprimir
Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 
Fecha de Publicación Visitas: 1308

La semana pasada comentábamos que la fiesta ya enseñaba la patita por la puerta, pues bien, ahora ya se nos metió hasta la cocina, porque los preparativos se hacen ya más visibles y ocupan más y más tiempo.

Esta semana los operarios del Ayuntamiento se dedicaron a segar el parque y la bolera, teniendo ya esta última bastante falta, pero bueno, hasta los días de la fiesta echará algo de verde y para entonces tendrá mejor cara.

Las obras del lavadero siguen al ritmo de la semana pasada, aunque a causa de las fuertes lluvias, los alumnos de la escuela-taller no pudieron trabajar, porque que cada vez que crece la fuente, todo el edificio se inunda y no se distingue entre los pasillos y el pozo central; caso del que se advirtió a los operarios por parte de varios vecinos, pero ni caso, durante esos días la herramienta flotaba en la superficie del agua.

En lo referente a la fiesta, llegó la hora de relatar todo lo que pone en el programa de forma algo menos esquemática.

Como cada año, el viernes se ofrecerá a todos los asistentes una parrillada, para después plantar la hoguera. En cuanto al orden es donde hay dudas, porque por lo visto, la gente con la barriga llena no hay forma de que ayude a tirar de la cuerda, así que podría haber cambios en cuanto al orden, para experimentar si con algo de hambre, la gente se muestra más colaborativa. Los resultados el experimento serán publicados.

El día de Santiago despertará con los sones de la gaita del “Grupo de Gaitas Principado”, mientras los mozos y mozas se visten con los trajes típicos para cantar el ramu como es tradición.

Tras ofrecer el ramu, la misa y la procesión al Apóstol Santiago, de vuelta al parque pasaremos un rato con la gente, que al fin y al cabo para eso son las fiestas, para reunirse la gente y pasarlo bien.

Por la tarde habrá llegado el momento de subastar el ramu, o más bien los roscos, porque el ramu, propiamente dicho, nos vamos a quedar con él, que hace falta pa más ocasiones. Para cuando los roscos ya tengan dueño, y esperemos que este año cueste menos encontrárselo que en ocasiones anteriores, el concurso de Tute ya habrá finalizado (en su novena edición) y se hará entrega de los premios, trofeos y jamones.

La verbena estará en manos de la magnífica orquesta Iris, que además repite en el pueblo, porque hace cinco años tuvimos el placer de disfrutar de su actuación. Ya se sabe que en poco tiempo una orquesta puede dar un cabio radical, tanto para bien como para mal, pero el caso de Iris es el primero, porque después de haberla visto en otras verbenas cercanas estamos aún más contentos si cabe de la elección.

El domingo como el año pasado, será el día dedicado a los bolos.

Por la mañana tendrá lugar el segundo concurso para categorías menores, en el que podrá intervenir, como dice el programa de fiestas, todo el que pueda con la bola y se considere niño.

La tarde está reservada para la celebración del cuarto memorial Enrique Posada, en primer lugar una peña formada por jugadores locales, se enfrentará a la Peña de Panes, seguidamente está programado el concurso de birles, a ver si este año vuelve el trofeo al pueblo o se va de nuevo en manos de birladores de fuera.

Para poner el broche a la tarde, y al día, se terminará con el mano a mano entre Benito Fernández actual Campeón de Asturias y un jugador cántabro de primer nivel, que disputarán el segundo trofeo Memorial Enrique Posada, diseñado por el artista peñamellerano Cecilio F. Testón, a 3 puntos (estilo concurso y tres chicos libres).

La fiesta se dará por concluida con la chocolatada fin de fiesta, como cada año.

Esperemos que el tiempo nos respete, para que la gente que se quiera acercar a disfrutar de todos o algún momento de los que tenemos preparados, pueda hacerlo sin problemas.